Switch Language

Derogatoria del artículo 491 del E.T.

by Mauricio Carvajal, 17 Enero, 2019

Algunas de las derogatorias contenidas en el artículo 122 de la Ley 1943 de 2018 merecen especial atención. Una de ellas es la derogatoria del artículo 491 del E.T., el cual establecía que el IVA pagado en la adquisición o importación de activos fijos no otorgaría descuento, salvo por los casos expresamente previstos.

Para una versión descargable de este documento, haga click aquí

En su momento esta norma correspondía al parágrafo 5º del artículo 15 del D.E. 3541 de 1983 -expedido con base en las facultades extraordinarias otorgadas por la Ley 9 de 1983-, el cual al hablar de descuento se refería a los impuestos descontables en el IVA, no a un descuento en el impuesto de renta. Posteriormente fue modificada por la Ley 1819 de 2016, para hacerla compatible con otras disposiciones de dicha ley.

La confusión que ahora surge con su derogatoria fue propiciada por el propio Gobierno, quien en el texto inicial del proyecto propuso la creación de un nuevo descuento en el impuesto de renta (vía la modificación del artículo 115-2 del E.T.) y, así mismo, propuso sustituir el artículo 491 en los siguientes términos:

“ARTÍCULO 13. Modifíquese el artículo 491 del Estatuto Tributario, el cual quedará así:

 ARTÍCULO 491. IVA DESCONTABLE EN LA ADQUISICIÓN DE BIENES DE CAPITAL. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 115-2 del Estatuto Tributario, los responsables del impuesto sobre las ventas podrán descontar del impuesto sobre la renta a cargo del correspondiente al año en el que se efectúe su pago y así sucesivamente, hasta agotarse, el IVA pagado por la adquisición, construcción o formación e importación de bienes de capital, incluyendo el asociado a los servicios necesarios para ponerlos en condiciones de utilización.

 Cuando la adquisición de los bienes de capital se realice a través de un contrato de leasing, procederá el descuento en cabeza del arrendatario.

 Este IVA no podrá tomarse simultáneamente como costo o gasto.”

Modificar el artículo 491 del E.T. no parecía necesario, por lo menos no en esos términos, pues para ello se proponían modificaciones al artículo 115-2.

Ahora bien, durante el trámite del proyecto de ley, concretamente en el Informe de Ponencia para Primer Debate que se dio a conocer en la última semana de noviembre de 2018, se propuso la adición de un nuevo artículo al Estatuto Tributario, artículo 258-1, motivo por el cual se eliminó el artículo 13 del proyecto inicial.

En efecto, el artículo 258-1, a la postre aprobado, contempla un descuento en el impuesto sobre la renta del IVA pagado en la importación, formación, construcción o adquisición de activos fijos reales productivos. Sin embargo, también se dijo lo siguiente en la Ponencia:

“Se incluye la derogatoria del artículo 491 del Estatuto Tributario, que prohíbe el descuento en el impuesto de la renta del impuesto sobre las ventas – IVA pagado en la adquisición o importación de activos fijos, en concordancia con la unificación de los beneficios en materia de deducción del IVA, en un solo artículo que se propone adicionar con el proyecto de ley.”

De este simple recuento del trámite legislativo de la Ley 1943 de 2018 nos surgen un par de impresiones.

En primer lugar, todo indica que la derogatoria del artículo 491 del E.T. partió de suponer –creemos, equivocadamente- que dicha norma contemplaba un descuento en el impuesto sobre la renta. La confusión pudo haber sido propiciada por el propio Gobierno.

En segundo lugar, no se observa en los antecedentes de la ley -o por lo menos no la hemos encontrado- la manifestación clara de un deseo o decisión de permitir que el IVA pagado en la adquisición de activos fijos otorgue, como regla general, impuesto descontable en el IVA.

De hecho, si tal hubiere sido el propósito, seguramente otras normas también habrían sido modificadas. Por ejemplo, subsiste sin cambio alguno el artículo 488 del E.T., de acuerdo con el cual solo otorga derecho a descuento el impuesto pagado en adquisiciones que constituyan costo o gasto de la empresa y que se destinen a las operaciones gravadas con el impuesto, condición que, estrictamente hablando, no se cumple respecto del IVA pagado en la adquisición de activos fijos.

En este orden de ideas, la derogatoria del artículo 491 del E.T. genera más inquietudes que certeza.

Éste y otros temas los analizaremos en nuestra próxima “Jornada de Actualización: ¿Qué cambió con la reforma tributaria?”.  Si deseas mayor información sobre el evento escríbenos a:

info@carvajaltributario.com

Suscríbase a nuestros boletines

* indica requerido

Sígueme en Twitter